Pulpito

Directamente desde el Pulpito Divino para ti


34

ESTO FUE POR NOSOTROS


Tú eres el resultado de ti mismo. – Nunca culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie. Porque tú fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsalibilidad de edificarte a ti mismo, y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote

¨ EL TRIUNFO DEL VERDADERO HOMBRE SURGE DE LAS CENIZAS DEL ERROR ¨

Nunca te quejes de tu ambiente, o de los que te rodean. Hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer.

Las circunstancias son buenas o malas según la voluntad y fortaleza de tu corazón. Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para triunfar.

No te quejes de tu pobreza, por tu salud, o por tu suerte. Enfréntalas con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos y las pruebas que has de ganar. No te quejes por la falta de dinero, porque abunda en muchas partes. No te amargues con tus propios fracasos, ni se los cargues a otros, acéptate ahora O siempre seguirás justificándote como un niño.

Recuerda que cualquier momento es bueno para empezar, Y que ninguno es tan terrible como para claudicar. EMPIEZA AHORA MISMO

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo. De tu tristeza, tu necesidad, tu dolor, tu fracaso, y todo lo negativo de ti. SI tú has sido el ignorante, el vicioso, el irascible, el desordenado, el irresponsable, el torpe, tú y únicamente tú, nadie pudo haberlo hecho por ti, acéptate como eres y descubre quien eres tú.

¨ LA CAUSA DE TU PRESENTE ES TU PASADO, COMO LA CAUSA DE TU FUTURO SERÁ TU PRESENTE ¨

Aprende de los fuertes, de los activos, de los audaces, imita a los valientes, a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones difíciles, quienes supieron vencer a pesar de todo. Piensa menos en los problemas y más en el trabajo y tus problemas sin aliento morirán.

Aprende a nacer nuevamente desde el dolor, y a ser más grande que él más grande de los obstáculos, dentro de ti hay un hombre interior que todo puede hacerlo. Mírate al espejo a ti mismo, comienza a ser sincero contigo mismo.

Reconócete por tu valor, y por tu voluntad y no por tu debilidad para justificarte.

Conociéndote a ti mismo serás libre y fuerte y dejaras de ser un títere de las circunstancias.

Porque tu mismo eres tu destino y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino, PIÉNSALO
No teniendo nada, este mundo somos nada y Teniendo todo somos nada….Pero la Biblia dice que Cristo es él todo en todo. Recuerda que Jesús quiere darte una nueva vida, en él, solo en él…….


fil1360